Opinión






Juárez competitiva ¿sí? | Opinion | Diario.com.mx



























































DiarioTV


hrs |
Domingo 02 de Octubre de 2011 | Ciudad Juárez, Chihuahua, México
Presidente Calderón: Exigimos justicia para Armando y Luis Carlos Version Impresa  
VERSIÓN
IMPRESA

Síguenos en Facebook
 Síguenos en Twitter
 Clima Temperatura 
29°C - 84°F |

Dolar $13.07 - $13.55
  










Juárez competitiva ¿sí?





Francisco Ortiz Bello | 01-10-2011 | 20:59





Imprimir Nota
Enviar Nota























A veces las buenas intenciones y los mejores discursos no bastan. En otras ocasiones hacen falta la acción, el conocimiento y la demostración efectiva de las buenas intenciones.


El pasado 9 de septiembre, en el Alcázar del Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México, un espacio reservado sólo para eventos de trascendencia nacional, se llevó a cabo la presentación del programa Juárez Competitiva.


El evento fue cobijado desde la Presidencia de la República con la presencia de la primera dama Margarita Zavala de Calderón, así como el secretario de la Reforma Agraria Abelardo Escobar y el secretario de Desarrollo Social Heriberto Félix.


También estuvieron presentes el subsecretario de PyMEs, Miguel Marón, todos los diputados y senadores de Chihuahua, el alcalde Héctor Murguía Lardizábal y el gobernador del estado César Horacio Duarte Jáquez.


Además acudió Guillermo Narro Robles, rector de la UNAM, la presidenta de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y una delegación de empresarios de Chihuahua encabezada por don Federico Terrazas.


Ya desde ese momento, autoridades de gobierno de los tres niveles, mostraban algo de inquietud y azoro, porque en lo que presentó ahí el coordinador del proyecto, Carlos Chavira, no se avizoraba con claridad un programa de actividades bien definido y con actos, eventos y actividades bien determinadas.


En el día de esta presentación en la capital del país, se hablaba todavía de dos grandes eventos musicales que podrían, sí “podrían”, ser la gran cereza del pastel de Juárez Competitiva, se hablaba de sendos conciertos de Paul McCartney y del grupo británico de rock U2.


Lo que despertó el nerviosismo entre diversos funcionarios, en ese evento del museo de Chapultepec, es que a escasos 30 días del inicio formal del programa más ambicioso e importante para Juárez, aún no se tuviera la confirmación inequívoca, por lo menos, de los dos eventos más trascendentes de todo el programa.


Total, que el escenario de la gesta patriótica de los Niños Héroes de Chapultepec, la presencia de la comitiva juarense solo sirvió para atestiguar la mofa que hizo nuestro Alcalde “Teto” Murguía del nombre de Marinela Servitje, hija del fundador de Grupo Bimbo, Lorenzo Servitje.


Ni la resonancia nacional e internacional, ni la cascada de entrevistas, menciones y notas nacionales, ni la explotación publicitaria del evento, nada de eso surgió aquel 9 de septiembre del Castillo de Chapultepec.


Lo cierto es que a medida que se ha ido acercando la fecha del arranque de este magno evento, 12 de octubre, más se ha ido difuminando y oscureciendo el panorama sobre el programa de actividades y eventos tan ambicioso que se había diseñado.


Si bien fue a principios del presente año cuando se decidió dotar con el nombre de Juárez Competitiva a este evento, su nacimiento como tal se remonta a octubre del año pasado, cuando como resultado de las reuniones de las mesas de trabajo del programa Todos Somos Juárez, y siguiendo el ejemplo de Tijuana con su “Tijuana Innovadora”, un grupo de empresarios juarenses le dan forma a esto que hoy se llama “Juárez Competitiva”,


Una de las primeras acciones que surgieron de esos acuerdos de los empresarios juarenses, fue la contratación del Teniente Coronel Julián Leyzaola al frente de la policía municipal, por lo que hicieron los trámites y contactos correspondientes, y presentaron al Alcalde Murguía el currículum del militar y la propuesta formal de contratarlo.


La cúpula empresarial juarense sostuvo pláticas con sus homólogos de Tijuana, llegando incluso a sostener en esta frontera varias reuniones y una presentación formal del Programa que había tenido tanto éxito en la ciudad fronteriza de Tijuana, siendo el presentador principal José Galicot, empresario tijuanense y principal organizador de “Tijuana Innovadora”.


En aquellos tiempos, los empresarios juarenses contactaron también al ex alcalde de la ciudad de Tijuana, el panista Jorge Ramos, a quien también propusieron como asesor y organizador del evento en Juárez, a lo que tuvieron una seria oposición del Gobierno Municipal y de algunas Cámaras estrechamente ligadas al PRI.


El motivo de la oposición, aparentemente apartidista, era muy simple. La militancia panista de Jorge Ramos le hacía mucho ruido a “Teto” Murguía y eso no lo iba a permitir, por lo que en propia voz y a través de sus satélites partidistas en las diversas cámaras empresariales, la oposición se endureció y finalmente impidió la contratación del ex edil tijuanense.


Aunque esta postura del edil juarense nunca fue pública, porque evadía el tema, en corto, en todas las reuniones con dirigentes de cámaras empresariales y comerciales no desaprovechaba la oportunidad de cabildear con uno, y ordenar a otros, para que se olvidaran de su propósito de contratar a Ramos.


Finalmente “Teto” logró su propósito y Ramos quedó fuera de los planes de los empresarios juarenses y es entonces cuando deciden conformar un comité organizador para un mega evento en octubre del 2011, que ayudara a detonar, promover y mejorar la imagen de nuestra sufrida y vapuleada ciudad.


Desde su inicio, aunque aún sin una denominación oficial, para los promotores, creadores e impulsores de Juárez Competitiva, siempre se tuvo claro, por lo menos entonces, que sería una serie de eventos de calidad internacional, con grandes personalidades en cada uno de los rubros y con una difusión y promoción mundiales.


No podía haber sido de otra forma. Ahí estaba latente el ejemplo de Tijuana que, sin los grandes nombres que se plantearon para Juárez, había logrado doce días de intensa actividad económica, sobresaturación en la ocupación hotelera y una muy profusa difusión periodística y publicitaria por lo efectivo de su organización y el éxito alcanzado en cada uno de sus eventos.


Así, con agenda basada en 22 grandes temas, los empresarios tijuanenses organizaron más de 200 eventos en 12 días. Los temas que abordaron fueron Aeroespacial, Arte, Cultura, Comercio Digital, Automotriz, Ciencia y Tecnología, Cinematografía, Desarrollo Urbano, Diversión, Cultura, Educación, Electrónica y Comunicaciones, Espectáculos, Excelencia Organizacional, Filantropía, Industria Médica, Industria, Arte y Tecnología, Juventud Tijuanense, Logística, Premios Nobel & Innovadores, Presentaciones CONACyT, Sistema, Transformación y Software; Sustentabilidad, Turismo, Servicios Médicos y Videojuegos.


Si el éxito de los tijuanenses fue arrollador, me pregunto ¿Por qué no aprovechar esa experiencia a favor de los juarenses? Una de las virtudes más apreciadas entre los empresarios en cualquier líder de proyecto es, precisamente, la de reconocer y capitalizar la experiencia (el know how que le llaman) de otros que han demostrado en los hechos los buenos resultados.


Juárez Competitiva aún no sucede, aun no pasa, por lo tanto todavía no podemos hablar de resultados ni buenos ni malos, pero lo que si podemos decir es que, como juarenses, resulta harto preocupante que un evento en el que se han depositado grandes expectativas y esperanzas, pueda resultar al final, si bien no un fracaso rotundo, sí un gran desperdicio de esfuerzos.


Lo que apreciamos desde “afuera” quienes nos dedicamos a observar y narrar la vida de esta ciudad y todos sus aconteceres, no podemos evitar la preocupación que surge al ver a un grupo de personas trabajando muy duro, todas muy bien intencionadas, con grandes sueños de reposicionar a Juárez como una gran ciudad, pero todos dentro de lo que se percibe como un desorden, falta de control y desorganización generalizada.


Y no lo digo porque se me haya ocurrido o porque tenga una bola de cristal, claro que no, lo digo porque además de los constantes cambios en el programa de eventos de dicho proyecto, han trascendido a la opinión pública serias desavenencias y hasta connatos de bronca entre sus más destacados liderazgos, como el intercambio de “mentadas” y empujones entre el Señor Martínez y el señor Yañez en reciente evento, donde sin el menor recato ventilaron públicamente sus diferencias.


En este mismo espacio, con motivo de otros temas, he reconocido la importancia y trascendencia de la actividad empresarial en cualquier ciudad, pero principalmente en esta frontera. Lo que es sumamente criticable es que, metidos a redentores sociales por el bien de sus propios negocios y empresas, y justo con la intención de redimir el prestigio e imagen de Juárez, ahora los empresarios juarenses estén a punto de lograr exactamente lo contrario.


Un dato revelador de lo que aquí comento es que los empresarios hoteleros de la localidad señalan un índice de ocupación de cuartos más bien, deprimido, mientras que en la vecina ciudad de El Paso, los empresarios del mismo ramo, reportan niveles mayores al 75 por ciento, mismos que se deben a que ya se encuentran en esa ciudad las avanzadas de muchos de los equipos de trabajo que desarrollarán alguna actividad durante Juárez Competitiva, pero que decidieron hospedarse en la vecina ciudad por “cuestiones de seguridad”.


Resulta por lo menos incomprensible y hasta irónico, que quienes vienen aquí con la intención de que su presencia le diga al mundo que Juárez está bien, que es un lugar en donde se puede estar, trabajar, estudiar, hacer negocios, etcétera, etcétera, se hospeden en otra ciudad (incluso que es de otro país) precisamente aduciendo la falta de condiciones en todos esos temas. Increíble.


En esto del periodismo o de los artículos de opinión, hay críticas o señalamientos que no nos gustaría hacer. Ya sea porque se conoce o aprecia a quien se critica o bien porque aun sabiendo de las condiciones en que suceden las cosas, éstas se deben decir. Sin embargo igual hay que hacerlo, desprovistos de todo interés y de toda tendencia ajena al interés mismo de quienes nos leen, y hasta con la esperanzadora intencionalidad de que, al leernos, los señalados encuentren algo de sustancia que sirva a sus buenos propósitos.


El hecho es que estamos a escasos diez días de que inicie Juárez Competitiva y el tiempo está ya encima, de todos los juarenses dependerá que, con todo y sus inconvenientes, el evento salga adelante, porque de algo pueden estar seguros los organizadores, los únicos aliados confiables, efectivos e incondicionales que tienen, somos los juarenses. Sólo tienen que considerarlo.






















 







>>moer42@yahoo.com.mx:










Para penas no ganamos los juarenses, con el Teto que habla sin conectar la lengua con el cerebro, acostumbtado a que sus corìfeos le festejen todas sus gracejadas. Investigue, enterese de quienes iran a tan importante evento y dèjese de las payasadas que acostumbra. Como siemptre hace sus audiencias en las colonias populares, supone que en todas las reuniones le festejaran sus tonterìas. Porque no hace audiencias pùblicas en las colonias clasemedieras?... serà porque es màs difìcil que nos compre con una torta y un refresco?... Nosotros tambien tenemos problemas, Juarez no es solo la perifereia